Saltar al contenido

Pocos chicos están ?programados? para cumplir de inmediato lo que piden sus padres, así como para escuchar todo lo que los parientes mayores intentan transmitirles.

La cuestión es que la atención del niño funciona de manera diferente a la de una persona adulta, por lo que a veces es difícil hacer que un pequeño se concentre en tus palabras.

Para ti hemos recogido estos consejos de psicólogos que ellos saben como hacer que un niño te escuche.

2. A veces puedes ser gracioso -  Los niños aman a alguien que puede hacerlos reír. Por lo tanto, para que tu pedido sea menos instructivo y no provoque el rechazo inconsciente del pequeño, intenta pronunciarlo con acento, cantando, o acercándote cautelosamente y provocándole un pequeño susto. Por supuesto, no tienes que abusar de ese truco, ya que debes seguir siendo un padre y no un payaso al que nadie tomará en serio. CONTINUA ↓↓↓

Imagen 2 De 8