Saltar al contenido

Probablemente, en cada casa, exista un álbum con antiguas fotografías familiares, al cual se le quita el polvo en las reuniones con parientes en casa para sumergirnos al encantado lugar de los recuerdos.

Y una de las actividades más interesantes es observar estas imágenes y encontrar parecidos razonables contigo mismo.

Aqui los protagonistas de nuestra sección estos sirven de ejemplo para poder ver lo poderoso de la herencia genetica.

“Mi padre biológico, comparado conmigo. Por desgracia, no lo recuerdo” CONTINUA ↓↓↓

Imagen 1 De 22