Saltar al contenido

Los perros de la casa superpoblada no pueden dejar de sonreír después de ser rescatados

Una casa en Hull, Inglaterra, fue recientemente objeto de una investigación RSPCA. Los vecinos habían estado vigilando la residencia y expresaron preocupación. Cuando los investigadores llegaron, se enteraron de que la casa estaba llena de perros que estaban siendo obligados a vivir en condiciones atroces. Los animales tendrían que ser rescatados de la miseria de inmediato si se les iba a dar la oportunidad de disfrutar de una vida mejor.

Jilly Dickinson es el investigador que fue llamado a la escena. Estaba asombrada por lo que había encontrado. “El ambiente no era adecuado para estos perros, que estaban muy nerviosos”, según Dickinson, quien emitió un comunicado de prensa después de que se completó el rescate. La mitad de los perros residían en la casa y la otra mitad estaba atrapada afuera en el edificio anexo del jardín.

Ambas estructuras estaban en condiciones horribles. Nueve perros fueron sacados de la residencia. Melanie Jayne Melville fue responsable de su entorno. Por lo que parece, la mujer simplemente se vio abrumada por la responsabilidad. Tenía demasiados perros para cuidar, pero tenía buenas intenciones. Le ofrecieron el consejo que necesitaba para hacer las cosas bien.

Los rescatistas trataron de trabajar con ella. Querían darle a la mujer una oportunidad honesta de arreglar las cosas. Los perros necesitaban estar en un ambiente más limpio y necesitaban socializar más. Cuando Jilly regresó, descubrió que las condiciones eran aún peores. Los perros finalmente fueron retirados en este momento. Ahora, tienen una nueva oportunidad de vida.

Una vez que se dieron cuenta de que finalmente estaban libres de estas pésimas condiciones, no pudieron dejar de sonreír. Sus sonrisas eran contagiosas. ¿Cómo puedes ver las sonrisas de estos perros y no querer sonreírles? Pues, tendrías que estar muerto por dentro. Los animales pobremente socializados todavía estaban felices de estar cerca de las personas a pesar de lo que habían pasado. Se describen como muy ansiosos por complacer.

Si desea ayudar a estos perros a encontrar un hogar para siempre, comuníquese con el RSPCA para obtener más información. Aquellos que buscan ayudar a los perros también pueden compartir esta historia, para que se pueda crear conciencia sobre su situación. Todos hagamos nuestra parte para asegurarnos de que estos perros puedan disfrutar de la vida que merecen. Esperamos sinceramente que estos nueve perros nunca vuelvan a quedar en una situación tan terrible.